palomas.jpg

25 abril, 2019 General

Cada tanto escucho el enojo de algunos vecinos por el malestar que les causan las palomas en sus patios y balcones. El mismo reclamo se puede aplicar a nuestras plazas, paseos y monumentos públicos.

Como doctor veterinario debo participar de esta problemática ciudadana en defensa de la vida animal. Y bien digo en defensa de la vida animal, puesto que no es extraño encontrar en ciertos parques y hasta en el mismo sector céntrico de nuestra ciudad, numerosos grupos de aves muertas, de ésta y otras especies diferentes.

No me queda ninguna duda de que las grandes quemas en las islas, los traslados de terminales portuarias y las fumigaciones aéreas, obligan a las aves a cambiar de habitat y por eso se transforman en aves urbanas. Al respecto, quiero alertar sobre ciertos metodos de reducción poblacional de aves que han llegado hasta mi conocimiento: matanzas con veneno, trampas, pegamentos y hasta halcones cazadores.

Para evitar estos métodos inhumanos quiero proponer un control de natalidad de palomas mucho más etico, con productos anticonceptivos, seguros, económicos y de eficacia comprobada en otras ciudades del mundo. Este consiste en establecer comederos para estas aves en lugares estratégicos de la ciudad. El alimentos contenido en estos comederos estaría adicionado con productos químicos que no producen daño a la salud de los animales, pero sí impide su reproducción, afectando la calidad de los huevos depositados por las hembras. En poco tiempo, la población general de palomas se vería drásticamente disminuída en estos sectores.


logo-white

Estamos en cada momento de nuestras mascotas, para asistirlas, cuidarlas, y brindarles lo mejor. Para eso contamos con un equipo de profesionales reconocidos, altamente capacitados, y equipamiento tecnológico de última generación.

PORQUE A MASCOTAS SANAS, AMOS FELICES.